Conversación (breve) con mi blog

-Hola blog, sólo quería hablar contigo para decirte que soy consciente de que ya hace un tiempo que no escribo nada. Y eso, aunque no lo creas, me parece un fastidio. ¿No acordamos entre ambos que se trataba de dejar un registro de las cosas que iba haciendo y pensando para compartirlas con el mundo o al menos para que no se me olviden?

– Sí, Raúl, cálmate. Ya me he dado cuenta. El problema es que no se puede hacer todo a la vez. Ya tendrás tiempo para escribir lo que quieras en éste o en otros blogs que puedas crear a lo largo de tu vida.

– Claro, eso lo dices ahora para que me esté tranquilo, pero lo cierto es que nunca hay tiempo para nada. No hay tiempo para hablar de mi vida. No hay tiempo para hablar de ecología y biodiversidad. O de cambio global. Mucho menos para hablar de música, de literatura o de tradiciones.

-Vale, sí, me has pillado. Efectivamente, con tu ritmo de vida actual va a resultarte difícil mantener una rutina diaria de escribir en un blog en el que expreses tus opiniones pero, eh, al menos consuélate pensando en que puedes hacerlo cuando quieras… Algunos no pueden decir ni siquiera eso.

***

Efectivamente, la vorágine en la que nos vemos envueltos a diario nos impide tomarnos siquiera veinte minutos para volcar nuestra “memoria a corto plazo”, lo que hemos aprendido, visto o pensando a lo largo de un día en un simple blog.

¡Más dentro de muy poquito!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s